En BodyOn estamos concienciados de la importancia que tiene la nutrición en un plan de entrenamiento, sea cual sea el objetivo. Por tanto, desde nuestros centros ofrecemos la posibilidad de combinar eficaces planes de nutrición con los más eficientes entrenamientos con la última tecnología en electroestimulación existente en nuestros centros para adelgazar, tonificar y maximizar el rendimiento deportivo.

Consigue perder peso de una manera rápida y efectiva con una dieta supervisada por nuestro equipo de nutricionistas. Ellos se encargarán de que el plan de nutrición sea el idóneo y vaya acorde al plan de entrenamiento y que la combinación de ambos permita al paciente obtener los mejores resultados y perder peso en el menor tiempo posible y, sobre todo, que no suponga ningún tipo de riesgo para la salud.

Nuestros nutricionistas harán un análisis de composición corporal para saber las densidades del cuerpo del paciente y ver su volumen de masas muscular, agua, grasa, etc. para así realizar un análisis de las necesidades del paciente y sus objetivos, así como la nutrición y alimentación necesaria para el paciente. ¿Eso por qué? Un paciente que pierda densidad de grasa pero gane masa muscular, tal vez no pierda demasiado peso, pero esa grasa se está transformando en músculo, lo cual es beneficioso para él y para su salud.

Estos análisis también sirven para hacer un seguimiento al paciente y modificar tanto las actividades físicas realizadas como el plan de nutrición para intentar optimizar los resultados y encontrar otro sistema de alimentación que ayude al paciente a encontrar el sistema que mejor se adapte a él.

Un sistema de nutrición altamente efectivo y complementario al entrenamiento facilita la transformación de esa grasa en masa muscular y mejora, no sólo la salud física del paciente, sino también la salud mental y proporciona confianza en uno mismo, calidad de vida, y satisfacción personal al apreciar los resultados y que los cambios son visibles.

Beneficios de una buena nutrición:

• El sistema inmune se fortalece y ayuda a prevenir enfermedades como la gripe, y una dieta sana ayuda a evitar las que surgen a largo plazo, tal como la diabetes.

• Facilita el tránsito intestinal y a tener una digestión menos pesada, facilitando la actividad.

• Evita el cansancio temprano y ayuda a mantener la energía a lo largo del día.

Facilita la pérdida de peso, o a mantenerlo al evitar los excesos innecesarios a la hora de comer.

• Una dieta con antioxidantes ayuda a mantener una piel en buen estado y retrasa el envejecimiento.

• Todos los resultados físicos repercuten en el estado anímico de la persona, mejora la salud mental, y sensación de bienestar, facilitando la actividad diaria.